sábado, enero 05, 2008

Sinfonia concertante para violin y viola 364

Con su maravilloso creszendo ensortijado en 2:42 tenemos esta monumental obra tan plagada de sorpresas y melodías mozartianas, efectos rítmicos e imitaciones sin parar entre la violin y la viola de la sinfonia concertante K364.



Un segundo movimiento sumido en una densa tristeza, se podría decir que en algunos momentos se torna una "dulce" tristeza y que en su desarrollo vira hacia la depresión no sin cierta rabia contenida.


El ultimo movimiento es nervioso, vivaracho y sumamente divertido, con esas codas que estallan entusiastas y los juegos impresionantes de las violas y segundos violines en rápidas semicorcheas (1:19, 2:15).

2 comentarios:

  1. Hola,
    muy bueno el blog.
    Me place ver gente que ama la musica de Mozart.
    A veces se hace tan dificil explicar a alguien lo que "dice" su musica ....
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:41 a. m.

    no se , por que siempre que uno escucha alguna sinfonía o composición de mozarth se siente esa tristeza

    ResponderEliminar