martes, febrero 13, 2007

El rey pastor de Mozart. Comentarios a algunos números.


N.3 Aria de Aminto - Aires tranquilos - Aer tranquilo

Las palabras son "Aires tranquilos y días serenos, frescas fuentes y verdes prados, son los afortunados deseos del rebaño y del pastor". Leyendo estas palabras antes de escuchar la música parecería que fuéramos a escuchar una música bucólica, idílica, tranquila. Pero Aminto canta contrariado, algo que queda patente en la introducción orquestal (si se ejecuta bien), con esa coda en la que los violines se mueven arriba y abajo expresando realzando ese malestar:


En el segundo párrafo ("Y si el destino cambiase mis ocupaciones") la cosa se tranquiliza y el canto es confiado. Pero hay contrariedad y a veces dolor en el aria. Que además se va haciendo cada vez más patente (en la repetición se intensifica el drama).

Letra:

Aer tranquillo e di sereni,                - Aires tranquilos y días serenos,
Freschi fonti, e verdi prati               - frescas fuentes y verdes prados
Sono i voti fortunati,                       - son los afortunados deseos
Della greggia e dei pastor.              - del rebaño y del pastor.

Che se poi piacesse ai fati              - Y si el destino
Di cambiar gl'offici miei,               - cambiase mis ocupaciones,
Avran cura allora i Dei                   - entonces deberían los dioses
Di cambiarmi e niente e cor           - cambiarme mente y corazón

¿Por qué canta una mujer (soprano) este aria cuando el personaje es varón?. Se debe a que en su época lo cantaba un castrato. Estos pobres eran intervenidos traumáticamente de pequeños si poseían talento vocal para mantener esas bellas voces agudas.

N.5 Aria de Agenor - Responded por mí - Per me rispondete

Es una súplica dulce al principio, a veces algo dolorosa (¿Si vosotros no lo sabéis, quién lo sabrá?), a los astros. Se ensombrece en el segundo párrafo ("Vosotros aprendisteis a conocer los deseos de mi corazón").

Letra:

Per me rispondete,       - Responded por mí
Begl'astri d'amore:       - bellos astros de amor.
Se voi noi sapete,         - ¿Si vosotros no lo sabéis,
Chi mai lo saprà?         - quién lo sabrá?

Voi tutte apprendeste   -Vosotros aprendisteis a conocer
Le vie del mio core,     - los deseos de mi corazón,
Talor che vinceste        - puesto que vencisteis en mí
La mia libertà.              - a la libertad.


N.6 Aria de Tamira - Mi alma ha olvidado ya - Di tante sue procelle

Es un suspiro de alivio agradecido de Tamira ("Mi alma ha olvidado ya todas las tormentas"). Alegría confiada y entusiasta.

Di tante sue procelle         - Mi alma ha olvidado ya
Già si scordò quest'alma:  - todas las tormentas,
Già ritrovò la calma          - puesto que encontró la paz
Sul volto dei mio ben.      - en el rostro de mi amado.

Fra l'ire delle stelle           - Mi corazón tembló de horror
Se palpitò d'orrore,           - ante la cólera de las estrellas,
Or di contento il core,      - pero ahora palpita de alegría
Il Va palpitando in sen     - en mi pecho.


N.7 Dúo de Elisa y Aminto - Ve a reinar, amor mío - Vanne a regnar ben mio

Comienza con una directa y suave declaración de amor entre los dos y luego (Ah, dioses, proteged) termina con una suplica nerviosa (se ensombrece en cierto punto y se intensifica por momentos) pues saben que los dioses pueden ser de todo menos favorables.

ELISA
Vanne a regnar ben mio,     - Ve a reinar, amor mío,
Ma fido a chi t'adora           - pero conserva, si puedes,
Serba se puoi quel cor.       - tu corazón fiel a quien te adora.

AMINTA
Se ho da regnar ben mio,     - Si tengo que reinar, amor mío,
Sarò sul trono ancora.          - sobre el trono estará siempre
Il fido tuo pastor.                 - tu fiel pastor.

ELISA
Ah che il mio re tu sei!        - ¡Ah, eres mi rey!

AMINTA
Ah che crudel timor!           - ¡A qué cruel temor!

ELISA, AMINTA
Ah proteggete o Dei,            - ¡Ah, dioses, proteged
Questo innocente amor        - nuestro inocente amor!


N.8 Aria de Elisa - !Bárbaro! ¡Oh dioses! - Barbaro! oh Dio mi vedi

Protesta enérgica con hincapié en "vea" de "ni siquiera me permites que lo vea".
A la repetición se hace mas profundo el desasosiego y la impotencia.


N.9 Aria de Alessandro - Si venciendo os hago felices - Se vincendo vi rendo

Aria orgullosa y llena de entusiasmo y franqueza. En la repetición se refuerza la misma idea ("No pido más recompensa por el sudor que sufro luchando").

N.10 Aria di Aminta - La amaré, y seré constante - L'amerò, sarò costante

Canto de gran suavidad y poesía. En la repetición se oscurece la parte "encontraré paz, alegría y contento".

N.11 Aria de Tamira - Si tú a mí renuncias - Se tu di me fai

Con intención de conmover y con gran sencillez y emoción Tamira se pregunta porque la hacen culpable. ("Si tú a mí renuncias, si quieres que sea de otro"). Lo hará hasta el susurro.

N.13 Aria de Alejandro - Vosotros que, favorables - Voi che fausti
ognor

No sin cierta duda, Alejandro invita a los dioses amigos a ayudarle. En la repetición ("secundad, dioses amigos, los deseos de mi corazón") se acentúa esa duda, esa incertidumbre.

N.14 Final - Viva nuestro invencible señor! - Viva, viva l'invitto duce

Canto confiado, alegre franco al señor ("Viva el regalo del cielo").


1 comentario:

  1. Anónimo9:36 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar